lunes, 11 de enero de 2016

Reseña "obligada" -falta poco!

Hay algunos artistas malcriados que cuando les ordenan una obra, no la pueden hacer… requieren una musa, no un pago… sin embargo, algunas veces el pago puede ser la musa. Yo no soy artista, pero soy malcriada… aún así, les cuento:

– “Te voy a cobrar la entrada” (sí, claro! no hay problema!)
– “Reséñame este juego” (ay…! estoy en problemas!)

Y estoy en problemas porque mis dedos están fuera de forma, pues no han escrito ni una letra en toda la temporada ¡y no porque no haya tenido musa! Es que no he vivido igual esta temporada. Bajo perfil, como se dice, pues andaba “en otra nota” –literalmente: cantando para sobrevivir (tampoco es que cobro por cantar pero necesitaba esa energía en particular para llegar hasta aquí y un poquito más allá).

Pero eso no importa en este momento. Importan los 10615 mortales que disfrutaron el pase de Tiburones de la Guaira a la siguiente fase de esta ‘loca’ temporada de Beisbol, este bonito sábado 9 de enero.

Dos tiburonas y una coleada
Y tampoco. Esto no es para esos diez mil y pico que ciertamente hicieron un buen ambiente en ‘El Universitario’, gran mayoría claramente a favor de Tiburones con unos cuantos coleados que fueron porque sabían que el juego iba a estar bueno ¡algunos hasta disfrazados de Tiburones sin serlo! 

(ojalá mi amiga no lea esto jajaja, y si lo lee, pues… le agradecemos la solidaridad ¡¡pero eso no se hace!!) 


¿Cuántos somos? ¿Podremos volver a llenar el estado como aquel 2 de enero de 1999? Ciertamente ¡es caro ir al estadio! y lo digo con toda propiedad al ser ‘pobresora’ universitaria… ¿pero es que no se han dado cuenta del equipo que tenemos esta temporada?

Caribes me hizo el favor de ganar dos en su casa, sí, a mí, la mayor egoista que fue feliz cuando Guillén el 4 de noviembre de 2005 trajo su copa de Serie Mundial a un encuentro contra “Pastora”, y así también fui feliz cuando Alex Cabrera dio su jonrón 21, un 22 de diciembre contra “Caribes” en presencia de apenas 4587 almas.

Lo que dice MLB para cada encuentro - falta un juego contra las Águilas pues no aparece el dato.

Cordido bien dijo, como todo lo que dice, que lo que faltaba era que la fanaticada le respondiera al equipo. Diez mil son bastanticos, pero aún no es suficiente. En cada juego se compraron unas seis mil entradas, pero ese estadio ha estado muy vacío... 
¡Está caro! ¡sí! ¡Pero esta vez valdrá la pena!

Luis... te debo una mejor, como lo que nos viene!! 

martes, 3 de febrero de 2015

Al terminarse el beisbol, tuve un plan: Ya tengo otra fuente de energía!!

Son las 6 y 15, la luna está casi llena y al verla detrás de los chaguaramos, aunque estés en el estacionamiento de la Facultad puedes imaginarte que estás en la playa.


Con serenidad, a tiempo, mudas el carro a un estacionamiento donde normalmente no te debes parar... pero es que ahora ya eres de esa parte de la casa; todavía no, legalmente, pero no hay quien te diga lo contrario. Ya te sientes ‘demasiado’ de ahí, desde el primer día de estar.

Y entonces, en tu silencio, percibes con todos tus sentidos a la cultura ucevista: hacia la Sala de Conciertos suena tango, solo una pareja...volteas y en las puertas del Aula Magna hay un grupito de salsa casino. Te toca entonces pasar al lado del guía de ‘la puerta de los artistas’, que a veces no está, con la confianza de que ya puedes “chapear”, lo cual nunca hace falta...

Has pasado por ahí muchas veces: como artista ‘externo’, como miembro del ‘Chichón’, como bombero, faranduleando! o como público... pero ahora es diferentísimo pues tiene ese no-sé-qué de pertenecer a 'la' agrupación. La sensación se parece a la de tu primer día de clases en la Universidad.

El pasillo está vacío. Ves una puerta cerrada -con candado que nunca habías visto, y te devuelves y todo pues tiene luz adentro ¿un depósito?... Son como 80 metros y dos pisos... es lejos! y te da pena atravesarte a las bailarinas de danza árabe... por poco te cae encima un velo, pero no te queda más remedio... Muchas puertas, ya cerradas, en otras ven el beisbol. Ya por las escaleras se escuchan afuera voces, música diversa y un olor... esteee... ah! claro, ahí está la tierra de nadie. Unos escalones más y entonces música clásica: en pisorrojo están bailando ballet.

Y el último piso, también suena... grande, bonito. Sonrisas amables. Y estás en casa... con esa sabrosa sensación de estar haciendo lo correcto.

Tarde en enero, temprano en el año y mi espíritu anda muy bien alimentado.


Son más o menos 80 metros y dos pisos... mañana los cuento!

lunes, 8 de diciembre de 2014

¡Necesito otra pelota!

Tengo siete pelotas... tantas como campeonatos... y tenía temor de escribir esto luego de nuestra séptima victoria al hilo en esta temporada (ustedes saben lo cabalísticos que somos)... pero ya llevamos 8!! entonces necesito la octava pelota...! tanto como el octavo campeonato...!

Igual debo esperar un día para publicar esto pues no es mi intención hablar de este juego loco en el que literalmente se nos acabaron los pitchers y se levantó Guillermo Rodríguez a calentar en el inning 14... no sé si pueda superar esto. Lo del empate a 10 después de ir 10 a 1 no es nuevo, he perdido juegos 10 a 11 o 22 a 20... pero esta era nueva para mí. Lo bueno es que, según Tortuga, su mánager confirmó que mientras calentaba estuvo lanzando strikes! 
Definitivamente el beisbol da para todo.
Necesito otra pelota!!

8 en fila... es una señal... oooh! ahora tenemos esperanzas de  nuevo.  Hace poco me preguntaban cómo sobrevivimos a la época de salserín, justamente a propósito de aquella larga cadena de derrotas que ya se nos está olvidando. En aquel momento hubo mucho de resignación, casi casi como ahora. Pero ya tenemos esperanzas de nuevo y parece tangible el milagro de la navidad. Lo peor es que podría ser tan cruel como que el niño Jesús no le traiga al chamo el juguete que pidió... pero somos grandes! lo podremos soportar... Mentira! Lloraremos igualito!! como todas las otras veces. Aunque tal vez no. 
Otra vez tenemos esperanza.

Y así... entre la esperanza y la locura transcurren nuestras temporadas de beisbol.

Pero con tanto sufrimiento ¿por qué continuamos siendo fanáticos de Tiburones de la Guaira?

Yo creo que es por la gente! Al principio te enamoras del equipo, un ídolo, unos campeonatos, una buena racha, pero después, me atrevo a pensar que lo que te deja enganchado en el fanatismo profundo es la gente. Al menos eso ha pesado bastante para mí. 

Debe haber un gen en común o algo así, que hace que cuando te encuentras con un guarista en cualquier parte de tu entorno cercano o del mundo, de una vez lo asumes como familia. El sentido de solidaridad no es normal... Eso sin duda hace que tengas fuerzas para soportar cualquier desastre y entre muchas otras sensaciones, disfrutar el beisbol bonito, calarte el chalequeo profundo, discutir las malas decisiones de la gerencia, apreciar las bondades del nuevo mánager a pesar de los recuerdos toquísticos del nefasto anterior, discutir las malas decisiones de la gerencia, sentirte orgulloso de tus criollos, aprender de numeritos y reglas de anotación, y... discutir las malas decisiones de la gerencia!

Pero ¿qué tiene que ver esto con mis siete pelotas? Pues que este es quizás el souvenir más preciado en el beisbol por ser bastante difícil de obtener (o tienes que ‘jalarle’ a algún pelotero o miembro del equipo, o recibir un trancazo que, como a mi hijo, le termine de quitar las ganas de ir al estadio, o casi peor!! que se te caiga la cerveza en el intento de atraparla!!) y entonces es rico que tengas a tu alrededor gente bella que te la regale y pa’remate, autografiada... mejor aún si las firmas son de ellos mismos (Luis Guerra, Tortabú, y los demás que no se ven, no son peloteros, así que no se pongan a averiguarles la vida por mlb.com).

Las de los amigos
La pelota firmada por Odubel Herrera me la regaló un caraquista!!! Válgame Dios!!! que con su talento (hace teatro) hizo el papel de guairista en mi importante gira para Valencia (luego de la cual comenzó nuestra seguidilla de victorias). Me quiso mucho, hasta ayer! 

Y la firma de Alex Cabrera... esa vale plata, a pesar de todo. Pero como lo dije en su momento, a veces vale más el gesto:

Ocurrió con una de esas personas bonitas que tengo lejos, pero cerquita... con quien tal vez he compartido poco, pero que me conoce mejor que aquellos que me ven todos los días.  Imaginen alguien con el poder de transformar un feo accidente en un recuerdo bonito... que hasta me cuesta poner la palabra “feo”;  alguien que en ese importante momento tuvo que haber pensado en qué cosa podría alegrarme... y lo logró sin duda, y de qué manera! pues ha provocado una sonrisa de ya 6 años de duración, cada vez que paso por ahí..., cada vez que sale el tema..., cada vez. 

Y aunque la vida lo ha alejado de nuestro templo, está muy cerca, muy presente...! y se aparece un día cualquiera, a mitad de temporada y debuta recibiendo una pelota ¡¡siempre es un éxito llevarse una pelota!! ...Cuando va de salida creo que me está mostrando las firmas que logró y me dice:  
“­­− Es para ti.”
Guao.

Y para ese día ni siquiera tenía entrada, así que, gracias Alfonso Ugarte!!!


Las de la farandulería
Otro aspecto fundamental que me tiene "cosida" a este equipo, es la farandulería... ya he perdido toda verguenza! No, no tanto... aún quedan algunos pequeños vestigios de timidez en mí (si, difícil de creer). Entonces, en mis “pasantías” por las altas esferas me encuentro frente a frente con Angel Bravo y me dice: ¿quieres que te firme una teta?, luego de morirnos de risa me dice: vente que creo que en el carro tengo una pelota. Uff!!

La pelota del medio fue firmada por muchos peloteros en la 2004-2005 (obvio que enfoqué a Jackson Melián, a quien siempre le voy a desear buena suerte aunque me regañe Luis Guerra!!)... y me la regaló el mismísimo Arocha en el cierre de su primera temporada –sin comentarios.  

Finalmente, en un intento desesperado porque mi hijo no odie al beisbol, le pido a mi primo de rumbas, Juan Carlos Dávila, que le regale una pelota y así darle un poco de mi medicina farandulerística... pero que va... esta última foto muestra el último día que mi hijo fue al Universitario... Imagínense! se atreve a confesarme que no le gusta el beisbol, yo insisto en llevarlo a que por lo menos disfrute de los colchones inflables y tal... y ¡los tigres! le han pegado una pelota de foul... tenía 6 años! Ya tiene 15 y no he logrado que me acompañe de nuevo...

Necesito la octava pelota!!

Y hoy es 8!! así que publicaré esto de una vez!!


lunes, 1 de diciembre de 2014

La importancia de una Giova-gira

¡Gané energía para escribir!... hace un tiempo dije que escribía sólo para mí... nada más alejado de la realidad. Definitivamente uno escribe para que alguien lea y me he dado cuenta de que hay un pocotón de gente a la que le gusta leer mis historias. Pero no se puede escribir sin energía, sin una musa... y mi musa por fin apareció este año como la primera victoria en extrainning, en la carretera.

Se suponía que escribiría al inicio de la temporada... se suponía que iría a Puerto La Cruz el 9 de octubre... se suponía que con este mánager tendríamos mejor registro que con el anterior a estas alturas. Pero no, necesité dos meses, 42 juegos, un blanqueo histórico, dos pelotas muy bien firmadas y una mini-gira para desempolvar mi blog. Ahora ya puede faltar poquito para que esto se acabe. Ya llegó diciembre. Pero como diciembre es el mes de los regalos y de los milagros y tal, pues, traigo a colación una frase de Cordido (no exactamente textual, ya saben que mi memoria es chimba): en la temporada pasada era un milagro clasificar con un mánager como De Francesco, ahora con este mánager, de reconocida experiencia en la liga, quién quita que se nos dé el milagro otra vez. Porque así estamos: a nivel de milagro. Pero como yo creo en todo...! 

Por esta fecha el año pasado estábamos sorprendentemente mejor, como se ve en esta tablita (copyright Giova), pero también se ve que la cosa se puso buena fue justamente en diciembre ¿nos dará tiempo?


Pero no voy a hacer predicciones para el próximo mes, ni me voy a enganchar con las declaraciones del flamante vicepresidente de mi equipo, y tampoco voy a relatar lo molestos que han sido los cambios de horarios de fines de semana “por solicitud de la televisión” #LosDomingosSeJuegaDeDía.

El problema es que siempre, esto que nos da alegrías, tristezas, adrenalina, cerveza barata (ya ni tanto), abrazos y kilos, también nos da motivos para pelear... como la reventa ¡¿Hasta cuándo?! Así lo denuncié por twitter... y aunque sea arar en el mar, seguiré peleando:


¿y la gira? aja...!

La próxima vez que les diga que quiero ver al equipo en carretera recuérdenme que no me gusta Valencia... es hostil, hay mucho tráfico y nunca sé por dónde es que es porque pa’llegar al estadio siempre hay que comerse una luz, dar una vuelta en U, montarse en una acera, quedar atravesada y calarte sonriente unos improperios o todas las anteriores (nunca lo he hecho ni lo volveré a hacer!!!). Aunque el estadio es bello, grande, la pizarra...!!, buenos espacios para comer... y bailar ¿se imaginan mezclar dos de las cosas que más te gustan en la vida? pues... así ocurrió, que mientras nos hacían las hamburguesas al inicio o esperábamos un autógrafo al final “tuvimos” que bailar salsa y merengue en vivo. Qué angustia!!! Y aunque la cerveza estuvo bien fría, también estuvo más cara que en casa.

Fue interesante estar rodeado de los contrarios y ver como todos voltearon abrupta e instantáneamente ante el primer sencillo de Odubel Herrera en el cual, obviamente, pegué mi primer grito. –Si, soy tiburona ¿algún problema? 

Ese juego dio para todo pero tengo que confesar que además de llevar a dos magallaneros (soy valiente!) llevé un infiltrado caraquista...!! que como hace teatro se metió muy bien en su papel de tiburón (o se  devolvería a pie!) y fue el que mantuvo mi “esperanza” hasta el final... en serio no pensé que sería nuestro primer juego ganado en extrainning... ya estaba preparada para el chaleco... ¡pero gané energía para escribir!

...Y hasta una pelota! pero luego les contaré porque esta entrada ya quedó muy larga... y de cómo me atreví a ir a un Caracas-La Guaira, en gradas, en un intento desesperado de salir de mis tristezas (que funcionó!!!)... y de cómo mi fidelidad por los Tiburones ha sobrevivido a todos estos años sin un campeonato.
  
También se vale decir que le di suerte al equipo dado que llevamos tres ganados en fila que incluyen la segunda barrida al puntero de la tabla. Me gusta pensar que fue así. 

Pa'encima Siempre!!

Mis recomendaciones, además de disfrutar de lo sabroso de la fiesta del beisbol, aunque perdamos:

Leer a mi amigo Raul, así como al acucioso Ignacio Serrano, y

Escuchar
a mis amigos de rivales de la capital de lunes a viernes de 6 a 8 por 95.1 fm,

el programa la hora de los tiburones, los lunes de 6 a 7 por RQ910
(o martes en caso de que TDLG juegue día lunes),

nuestro circuito radial para no perder aquello que nos decía el musiú de
aprender a “ver beisbol por radio” por RQ910
siempre media hora antes de cada juego.

#PáguenmeLasCuñas ;-) 

sábado, 8 de febrero de 2014

El resumen de mi temporada 2013-2014

Hoy, con la final de la Serie del Caribe –donde ya no está Venezuela, está terminando oficialmente la temporada 2013-2014. Fue una buena temporada. Para mí terminó un sábado 18 de enero que fue un día triste en el que al final pasaron cosas bonitas. Pero el despecho fue tan pero tan grande que no pude despedirme de mi familia de octubre al día siguiente; eso, sin duda alguna incrementó notablemente tal despecho. Triste y todo escuché calladita los dos juegos que nos quedaban y cada uno de los juegos de la final, a ver si cierta hermosa voz con comentarios interesantísimos me subían el ánimo… negativo… tenía que vivir y sufrir completica mi “depresión postparto”… ya pasó. Estaba preparada para eso.

Fue una buena temporada. Personalmente yo la viví al máximo desde el primer día en Puerto La Cruz y aunque creo que ya todo el mundo la leyó, quiero guardar aquí esa reseña giovanninística.

Esa eterna fuente de energía de la que hablé no me da ahorita para escribir mucho, entonces se vuelven importantísimas las fotos que aquí comparto.

Fue muy interesante revisar las 585 fotos que tomé en estos densos tres meses... hay más gente que debería estar aquí... pero no nos vimos esta temporada o extrañamente no nos tomamos fotos!. No estuvo fácil!! Tuve que recurrir a mis habilidades taxonómicas para buscar una agrupación coherente de este gentío, donde hay básicamente dos cosas en común: los tiburones y un amor muy grande. 

Decidí empezar con la generación de relevo. Esos que nos muestran realmente cuánto tiempo llevamos conociéndonos, desde los más grandes hijos de Pepe, Ariana (y Stefany que no vino), hasta Alejandro Antonio (en la foto aún en la barriga) que decidió hacer bonito ese 18 de enero. 

La generación de relevo, algunos ya están graaaandes!!
Si el blog es de Giovannina, no puede faltar el faranduleo, que sin duda esta temporada llegó a proporciones incalculables!! El detalle es que la mayor actividad farandulerística salió por radio y no en las fotos.... pero quedó una buena muestra! (ah! lo que aparece en el medio son unas alineaciones originales que me regaló Luis González, el árbitro... no puedo con eso!).

Las fotos que valen plata
Nuestro templo es algo sagrado. En serio. Ya algunos familiares han comprendido que esto es una religión. Pero sagrado y todo, se vale traer invitados... o llegan solitos y nos dan energía con su presencia y poder ocasional.

Invitados o emergentes
También resulta muy sabroso tener gente del “mundo real”, del “trabajo”: los queridos colegas biólogos ucevistas y hasta al Decano de Ciencias en circunstancias no académicas.

Los colegas
Finalmente (con la foto tamaño extra-grande que no cabe en el blog), y esperando verlos más de una vez antes de octubre, mi amada familia: de A6, “los del otro lado”, “los vecinos del otro edificio”, de A3 y de VIP, que desde el primer día fuimos amigos de toda la vida. Gracias por estar!!  y el que no aparezca, reclame!! nos tomamos unas birras y agregamos la foto.

La Familia

Algún día contaré que me dejó triste el retiro ‘por debajo de la mesa’ de Edwin Bellorín y del gran Pedro Marrero ¡no se vale!


Pa’encima siempre!

lunes, 23 de diciembre de 2013

Mi versión del 21

Y tengo que escribir sobre Alex… aunque todos lo hagan. 
Esta es mi versión.

Decidí crear este blog para aprovechar las nuevas tecnologías, pero compartir mis cuentos es algo que he estado haciendo por casi quince años a través de la ya famosa “lista de yahoo”… que se ha vuelto histórica, de paso, aunque ahora menos alimentada ‘por culpa’ del facebook, el twitter y todo lo demás.

Y es histórica como esta temporada, sin duda, en la que para mis amigos me puedo convertir en “el regreso del año” (¿verdad Luis José?) por aquello de la intensidad con la que la estoy viviendo, regresando a mi activismo farandulerístico (vuelvo a ser yo, Mayra!), pendiente de unos cuantos numeritos y sobre todo, escribiendo como hace rato no hacía.

Se ha vuelto entonces casi un deber contarle a los amigos que están lejos (Luis Chirinos, Christian, Oscar H, Dinorah….) lo que vivimos en casa. Para ustedes, con cariño!


Victoria 30 con Jonrón 21 de Alex Cabrera

De los 21, pude vivir 7 de los 10 que dio en casa considerando que esos otros 3 fueron contra el Caracas. A todo el mundo le gusta ir a esos juegos… a mi no!! demasiado marruñeco junto, demasiada cola en todos lados, la cerveza no está tan fría y no me dejan ver mi juego en paz… sin embargo, y pecando de contradictoria, debo agradecer infinitamente a Karla y a Christian por cederme ‘esos’ juegos de diciembre que no estaban en mi combito.  

Del primero de noviembre al primero de diciembre todo estuvo tranquilo, los jonrones salieron –como él dijo, “como chorizos” (entrevista que no escuché pues fue por Meridiano y para nadie es noticia que yo solo escucho MI circuito radial). El problema comenzó en el 18 cuando empató a Clint Hurdle… si… fue un problema!!

Obviamente aumentaba la presión, cuatro jornadas en blanco para que a la quinta llegara el 19, tres más para el 20 y luego la más larga espera hasta el 21. Llegamos a querer cambiar victorias por el 21 porque era muy obvio que el equipo entero estaba desconcentrado. En esa larga espera perdimos dos veces la tranquilidad de jugar sobre .500, además del fastiiiiidio de los casi 30 turnos de incertidumbre. Eso sí… nadie puede decir que Alex estaba jugando solo para él pues nunca dejó de batear para el equipo. Los numeritos no mienten.

Por mi parte, de verdad no quería perderme el momento, aunque pecara de no ir a ayudar a mi hermana a hacer hallacas!!! De verdad, tenía que estar… todos los días posibles… hasta mi amigo Carlos Dao me dijo egoísta cuando comenté que quería el 20 en casa y el 21 en la voz del Ponty… pero justamente así fue! y salí premiada, nuevamente, gracias a Dios!!!, estuve ahí!!

Muchos querían que el 21 fuera contra el Caracas, ante 18 mil espectadores que quizás iban por primera vez ese día al estadio… yo no!! egoista otra vez!! prefiero que nos lo ganemos los patria-o-muerte, los que vamos siempre, los que hemos visto y sufrido nuestros records de derrotas consecutivas, nuestra época de salserín, nuestros mánager desastrosos, el cuestionado cambio de gerencia, y hasta el riesgo de no tener a nuestra samba en el estadio…!! son muchas cosas, y hasta tres títulos! que hemos vivido en esos 33 años que duró este record… yo estaba chiquita!

Domingo soleado, relajado, especial… y como dijeron por aquí, fue hasta bueno haber perdido el día anterior pues así “se limpia el estadio”. El momento era solo para Tiburones (y para uno que otro afortunado invitado).

Fue un día particularmente especial pues era el cumpleaños del hijo y nieto de mis queridísimos amigos, los Tortabú. Mi regalo para él, enseñarlo a anotar un juego en un libro oficial de anotación de la liga, y no cualquiera! ese de la temporada 2001-2002 en honor nada más y nada menos que a Peruchito. Yo lo guardaba como una reliquia, un tesoro, una adquisición farandulerística de las más importantes… pero estoy feliz de saber que ahora reposa en buenas manos… Y qué mejor manera de estrenarlo que anotar un Grand Slam histórico en el propio primer inning!!!  

Los Tortabú

Samba, Lágrimas, abrazos ¡sin derramar una cerveza! y la emoción intensa de saber que vivimos la historia. Que este chamo cuando tenga 50 años y vuelvan a romper el récord pueda decir que estuvo ahí y que fue en su cumpleaños!! Inolvidable. Irrepetible. Solo lamento particularmente la ausencia de Luis Guerra, Carlos Goon y el Gran Cordido en este día. Me faltaron esos abrazos…! 

Pero vienen más momentos! Alfonso Ugarte… seguimos compartiendo ese buen presentimiento sobre esta temporada.


Vamos pa’encima!!



domingo, 8 de diciembre de 2013

¿Cómo es eso que el juego lo ganamos tres veces? - con la explicación de Cordido

Si en este momento revisas un boxscore del juego Tigres-Tiburones del 06-12-13 no verás nada extraño. Si te vas a las reseñas de prensa te dirán que fue un final confuso y polémico, pero nadie te va a explicar ¿cómo es que ese juego lo ganamos tres veces?

12:03 am, ya era 7 de diciembre

Fue confuso, si, yo estuve ahí, pero luego de mucho análisis y la brillante explicación de Héctor Cordido al día siguiente todo me quedó claro, dentro de lo que cabe. Entonces lo comparto!


La primera vez:

Parte baja del Inning 9, 11-10 el marcador

-          Boleto a René Reyes, Balita Ortega entra como corredor emegente.
-          Boleto a Javier Herrera, Gracias Dakota Watts, lo cambian por Edgar Ibarra.
-          Infield Hit (era un toque) de Miguel González y dejamos en el terreno a los Tigres!!!

Pues no, decretan interferencia y la locura.

La segunda vez:

Luego de aproximadamente 20 minutos de reunión de árbitros, confrontación de De Francesco que salió botado y de pensar que los Tiburones no volverían a salir al terreno, volvemos a comenzar:

-          Miguel González en 1ra, Javi en 2da y un out (por regla, la explicación más abajito).
-          Heiker Meneses se embasa por fielder choice,  Herrera es forzado por Maza en 3ra y por mal tiro a 1ra, anota Miguel González la del empate.
-          Ganábamos por 2da vez, pero la gente de las tribunas comenzó a lanzar botellas al terreno (de agua y gatorade, gracias a Dios había ley seca, de pana), los Tigres protestaron y… a devolverse otra vez.

A la tercera, la vencida:

Reunión de árbitros, qué tensión!! sólo faltaba que se fuera la luz en el estadio!! El juego está empatado. Hay 2 outs.

-          Boleto a Jamie Romak, Meneses en 3ra.
-          ¡¡¡HIT de Carlos Sánchez!!! ya es 7 de diciembre y A CELEBRAR –ahora sí- QUE GANO LA GUAIRA!!!!

Nota simpática: a la salida hacia el estacionamiento se nos atraviesa Héctor Sánchez (me firma la entrada, tu sabes, para no perder la costumbre) y nos dice que no entendió nada, sale Rafa Álvarez y le dice: pana, devuélvete que hay que salir a jugar otra vez!

Ahora, en frío, la explicación de nuestro Héctor Cordido

Lo que viene a continuación es lo que quedó grabado y digerido en mi memoria –que no es muy buena, por lo cual no es copia fiel del original… si me faltó o me sobró algo, bienvenidos son los comentarios. Sin duda estará aliñado con mis ingredientes personales.  

Como bien lo dijo Cordido, las reglas son claras pero así como pasa con nuestra Constitución cada quien las puede interpretar de manera diferente “hay unos que la leen con la mano izquierda y otros con la mano derecha”. Cada uno de nosotros tendrá su opinión al respecto y estará o no de acuerdo con lo ocurrido, pero así fue como pasó. Afortunadamente ganamos, pues si perdíamos y dejábamos el juego bajo protesta, nada garantiza que lo ganáramos en la mesa. La apreciación de los árbitros, lamentablemente, termina siendo la palabra final y para estos casos no hay repetición de tv ni video de youtube que valga para cambiarla.

Cordido dejó claro que tuvo una conversación amena con Roberto Moreno (los árbitros de ese día: H: Ben May, 1B: Roberto Moreno, 2B: Edwin Moscoso, 3B: Jhonatan Biarreta) pero no pudo ser más productiva porque Ben May no estuvo para nada receptivo -todo lo contrario.  

La regla aplicada fue la 7.11 que reza lo siguiente (ya casi nos la sabemos):

7.11 Los jugadores, coaches o cualquier miembro de un equipo a la ofensiva desocuparán cualquier espacio (incluyendo ambos dugouts o bullpens) que un fildeador necesite en su intento por fildear una pelota bateada o tirada. Si un miembro del equipo al bate (otro que no sea el corredor) dificulta el intento de un fildeador de atrapar o fildear una bola bateada, la bola es muerta, el bateador es declarado out y todos los corredores regresan a las bases ocupadas en el momento de la pitcheada. Si un miembro del equipo al bate (otro que no sea un corredor) dificulta el intento de un fildeador para fildear una bola tirada, la bola está muerta, el corredor sobre el cual se está realizando la jugada debe ser declarado out y todos los corredores deberán regresar a la ultima base legalmente ocupada en el momento de la interferencia.

Ahora bien, entra en juego la apreciación de los árbitros y el ‘juicio’ por intencionalidad. Si el miembro involucrado en la interferencia hubiese sido, por ejemplo, un policía o un jugador de los Tigres la decisión hubiese sido otra. Pero al estar involucrado un jugador a la ofensiva tiene que haber un out. El problema es decidir dónde.

Si se sigue al pie de la letra –y es lo que tooodos criticamos- el out debió ser Miguel González en 1ra pues es “el corredor sobre el cual se está realizando la jugada”, en tiempo presente, pero decretan Out en la goma a Balita Ortega, separando la jugada en dos y suponiendo cuál hubiese sido la jugada más probable por parte de Oswaldo Arcia en caso de no haber ocurrido la interferencia, es decir:

Primera parte de la jugada: el toque de González se convierte en infield hit y es quieto en primera.

Segunda parte de la jugada: luego del mal tiro de Edgar Ibarra a primera ocurre una interferencia (choque con Jesús Delgado), y aunque ya no tenía ningún chance de hacer out en la goma, los árbitros decidieron suponer que esa sería, a futuro, la jugada de Arcia (que como dijo Héctor, ni el mismo Arcia sabrá nunca a dónde habría lanzado).

De nuevo, entonces, si ocurre interferencia y está involucrado un jugador de la ofensiva tiene que haber una penalización. Tiene que haber un out. Y ellos decidieron que fuera Balita en home. Es conveniente destacar que a posteriori Roberto Moreno reconoció que no mató la bola en el instante de la interferencia por estar viendo otra parte de la jugada, pero ya no había vuelta a atrás. Fin de la historia.


¿alguien dijo que el beisbol era aburrido?


Termino diciendo que me alegra infinitamente haber sido testigo de esto, y que me siento profundamente orgullosa de contar con el mejor comentarista de beisbol de Venezuela en MI circuito radial desde hace más de 20 años. Sin lugar a dudas ¡Bien merecido su pan de jamón y la milhoja especial de la otra vez!

Pa'encima SIEMPRE!!!

Official Baseball Rules 2013 (MLB)
Reglas oficiales del beisbol 2013 (en español, Liga Mexicana)